Jueves de lardero en Zigoitia (Álava)

1-alegria
Cuestación en Alegría-Dulantzi (Álava), 1993. Juan José Galdos. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

En numerosas localidades, tanto de Vasconia continental como peninsular, el carnaval comenzaba el jueves inmediatamente anterior a la Cuaresma y ese día recibía distintos nombres, uno de ellos ‘jueves de lardero’. Era una jornada festejada principalmente por los niños en edad escolar. En la localidad alavesa de Zigoitia se celebraba el último jueves de enero.

2-alegria
La recompensa de la postulación. Alegría-Dulantzi (Álava), 1993. Juan José Galdos. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

Dos elementos constituían el fundamento de la fiesta: el canto y la cuestación. Los escolares, anticipadamente, ensayaban con el maestro o la maestra la canción que iban a cantar en el recorrido. La postulación se realizaba de víspera, el miércoles por la tarde, y por ello los niños abandonaban la escuela un poco antes de la hora habitual, sobre todo quienes acudían de pueblos cercanos. Se aprovisionaban de cestas para colocar los huevos, cazuelas para la manteca, los chorizos y las morcillas, y una bolsa para el dinero.

Empezaban el recorrido por el barrio de arriba y paraban en todas las casas a entonar la canción de jueves de lardero. En Zigoitia se conocían cuatro cantos diferentes. Como en la mayoría de las casas para esa fecha ya habían matado el churro (puerco), les daban chorizos, morcillas, tocino, costilla y alguna perrilla. En las casas que no había habido matanza, les ofrecían huevos y dinero.

Al finalizar la postulación acudían con la colecta al lugar donde habrían de celebrar la comida al día siguiente y allí hacían también el recuento del dinero. En los pueblos que no contaban con taberna, los dos muchachos mayores se desplazaban a la vecina localidad de Gopegi a comprar gaseosa, y galletas y fruta para el postre.

3-apodaka
Jueves de lardero en Apodaka (Álava), 1994. Isidro Sáenz de Urturi. Archivo Fotográfico Labayru Fundazioa.

El Jueves de lardero la primera obligación era asistir a misa y a su finalización se ponían a jugar hasta la hora de la comida. A la mesa se reunían todos los escolares e invitaban además a quienes ese año habían abandonado la escuela. El menú consistía en sopa de cocido, garbanzos con berza, tocino, chorizo, morcilla y carne con tomate. De postre, natillas hechas en la escuela y galletas. Se bebía vino con gaseosa y al final, leche con algo de café. Por la tarde si el tiempo era malo se jugaba a las cartas en cuadrillas. Si la recaudación había sido buena, merendaban chocolate con galletas. Se prolongaba el juego a cartas hasta la hora de la cena, que consistía en sopa, tortilla de chorizo, y de postre, fruta. A continuación se retiraban a casa.

La letra de una de las canciones dice así:

4-letra-cancion-castellano
Isidro Sáenz de Urturi – Etniker Álava – Grupos Etniker Euskalerria

Para más información puede consultarse el tomo sobre La Alimentación Doméstica del Atlas Etnográfico de Vasconia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s