‘Mamones’

42.Captura indígena
Cría de cerdo salvaje mamando. Pisco de Gaiso. http://www.piscodelgaiso.com.

Hoy día se discute sobre la conveniencia de que el recién nacido sea alimentado o no con leche materna, si bien parece que quienes saben de ello recomiendan vivamente la leche materna por las ventajas de todo tipo, incluidas las inmunológicas. En épocas pasadas ella constituyó el único alimento en esos primeros momentos de la vida.

Algunas mujeres tenían dificultad para que les saliese la leche de los pechos y a tal fin se aplicaban distintos métodos para propiciarlo. En tanto se resolviera el problema se podía acudir donde alguna vecina que estuviera criando para que durante unos días lo amamantara hasta que a la otra le bajara la leche. También se podían sacar la poca que tuvieran y complementarla con leche de vaca, cabra o burra rebajadas.

42.la-caridad-romana
La caridad romana. Antonio Solá, 1851. Museo del Prado.

Hubo lugares donde se recurrió a animales para provocar que a la madre le bajara la leche. Así ponían a mamar del pecho materno a un cachorro de perro para que ‘hiciese tiro’. También se conocieron mujeres llamadas mamonas que se dedicaban a ‘formar pezones’ y aunque estuviera peor visto se ha solicitado la colaboración de hombres que recibían el nombre de ‘mamones’ (mamonak). Asimismo podía presentarse el problema contrario que consistía en tratar de eliminar el excedente de leche materna y se recurría a remedios similares. En algunos lugares se optaba por hombres o mujeres de edad y parece que se prefería que no tuvieran la dentadura completa. En ciertos pueblos había determinadas personas, hombres o mujeres, especializadas en esta labor por lo que siempre se recurría a las mismas.

Según recogió el ilustre lingüista y folklorista R.M de Azkue en los primeros decenios del siglo XX, estuvo ampliamente extendida la costumbre de emplear perejil en distintas modalidades para que se retirara la leche de la parturienta, por haber muerto el niño. Había quienes recomendaban que la madre bebiera agua de raíces de perejil, o que se pusiera el perejil bajo el pie del zapato y que bebiese agua de raíces de caña. Otros decían que la madre debía colocarse ramas de perejil en los pechos y vendarse fuertemente con una toalla o un lienzo. En el vizcaino Valle de Arratia se le ponían en la espalda hojas de berza calientes y en la localidad zuberotarra de Barkoxe la madre solía ser purgada.

Segundo Oar-Arteta – Etniker Bizkaia – Grupos Etniker Euskalerria

Para más información pueden consultarse las obras: Ritos del Nacimiento al Matrimonio del Atlas Etnográfico de Vasconia; J.M. Satrustegi. Euskaldunen seksu bideak. Oñati, 1975.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s