¿Sostenibilidad?

Sostenibilidd-economica-y-social

En la actual sociedad capitalista han surgido varios conceptos que paulatinamente van infiltrándose en todos los aspectos de nuestra vida: eficiencia, sostenibilidad y preservación de los recursos. Estos conceptos se han convertido en auténticos mantras y constituyen una aspiración que siempre está presente. Pero por definición solo puede tratarse de aspiraciones ya que su ejecución es incompatible con la lógica del propio capitalismo. Así, en sentido estricto un sistema es eficiente si no genera ningún tipo de residuo, algo impensable en nuestra sociedad; hablar de crecimiento sostenible supone una contradicción en sí misma y es evidente que en una economía extractiva resulta imposible preservar indefinidamente los recursos naturales.

sostenibilidad_RSE1

Vayamos atrás. En décadas pasadas en el mundo rural las casas de labranza se caracterizaban por su autosuficiencia. Si nos atenemos al asunto de la eficiencia, en ese mundo todo era reaprovechado. No solo el estiércol que generaban los animales, que constituía la materia fertilizante de la tierra de cultivo. Los restos sobrantes de la comida constituían a su vez comida para los animales, caso paradigmático el cerdo. Apenas se empleaban envases y los que se conseguían eran muy apreciados: por ejemplo las latas de aceite reutilizadas entre otras funciones para almacenar la ceniza del hogar, que era destinada al abonado de la tierra. En cuanto a la sostenibilidad, a modo de ejemplo, frente a los problemas de erosión, pérdida de fertilidad y acumulación de pesticidas actuales, en la sociedad tradicional la calidad de una huerta se medía por el número de generaciones que la habían cultivado, cuantas más mejor. En lo que atañe a la capacidad extractiva, la parte más vulnerable del agrosistema tradicional era el monte, sobre todo lo referente al aprovechamiento de la madera tanto para la construcción de edificios y aperos como para la obtención de combustible. Quizá de ahí que siempre haya habido reglamentos reguladores y que se contase con estrategias para minimizar el impacto y garantizar el arbolado para las siguientes generaciones.

No nos engañemos, no cualquier tiempo pasado fue mejor, pero algo podríamos aprender. Cada década que pasa nos alejamos más de ese mundo rural considerado atrasado mientras paradójicamente vivimos en una sociedad urbana y tecnológica que aspira a alcanzar lo que la vieja y denostada sociedad rural consiguió sin tanta alharaca.

Luis Manuel Peña – Departamento de Etnografía – Labayru Fundazioa

Para más información puede consultarse el tomo dedicado a Ganadería y Pastoreo del Atlas Etnográfico de Vasconia. De próxima publicación: Agricultura en Vasconia.

Ilustraciones tomadas de ecologiaverde.com y eiramedioambiente.es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s