Oleicultura vasca

OLIVA VARIEDAD ARRÓNIZ
Olivas de la variedad Arróniz.

Resulta llamativo y sorprendente para algunos saber que en Euskadi existe una industria oleícola propia, que elabora un excelente aceite de oliva virgen extra. Que no se necesita tener que viajar a Jaén o a otras partes de la península ibérica para degustar el delicioso aceite de oliva. Lo tenemos aquí.

Las tierras más meridionales de Euskal Herria, como son Rioja alavesa y zona de Tierra Estella (Navarra), comprendidas entre las sierras de Toloño-Codés y el río Ebro, conforman un paisaje agrario cerealista, de viñedo y de olivar de la variedad Arróniz. Algunas plantaciones se han hecho en los últimos años, pero la mayoría son reliquias centenarias de siglos pasados.

La villa de Moreda, sita en la parte más oriental de la comarca de Rioja alavesa, es la capital del aceite vasco. Desde tiempos antiguos, cuando se produjo la agroculturación del campo con la creación de las villas campestres romanas en el Bajo Imperio, hasta nuestros días en que existe un moderno trujal de aceite, es punto de referencia en el mundo de la oleicultura vasca. Destacó en la olivicultura vasca en el siglo XVIII el moredano Juan Antonio Garín de Lazcano, miembro de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, por sus escritos y por la difusión que hizo sobre el cultivo del olivo en el País Vasco.

TRUJAL ANTIGUO, RULOS Y SOLERA
Trujal antiguo, rulos y solera. Cooperativa La Equidad de Moreda.
TRUJAL NUEVO, MÁQUINA DECANTER
Trujal moderno, máquina decánter. Cooperativa La Equidad de Moreda.

 

 

 

 

 

 

La recogida de la oliva tiene lugar a comienzos del mes de diciembre. Se realiza a ordeño, recogiéndola en canastos de castaño. Tras limpiarla en la zaranda se entrega en la almazara. Hoy se trabaja con una moderna maquinaria, empleando molino y máquina decánter mediante sistema de centrifugado, que ha sustituido a los viejos molinos de rulos y prensas hidráulicas. Estos, a su vez, reemplazaron hace medio siglo a los “trujales de sangre”, donde las caballerías y el hombre eran las fuerzas de trabajo, empleando molinos de rulos y sistemas de prensado mediante viga y quintal y de capilla con torno y husillos.

Molturada la oliva y decantado el aceite, presenta este un atractivo color verdoso-amarillo y sabor fresco-amargo. Ahora es el momento de degustar la nueva añada de aceite de oliva virgen extra, el aceite ecológico o, si se prefiere, el aceite con sello Euskolabel en la V Feria del Aceite de Álava 2016, a celebrar en Moreda el domingo 27 de marzo. Los asistentes podrán conocer el mundo del olivo y el aceite en el País Vasco.

Para más información puede consultarse:  “Olivos y aceitunas, trujales y aceite: El cultivo del olivo y la elaboración del aceite en Rioja Alavesa” en Anuario de Eusko Folklore 50. De próxima publicación: Tomo dedicado a la Agricultura del Atlas Etnográfico de Vasconia.

Fotos: José Ángel Chasco. Archivo fotográfico Labayru Fundazioa.

José Ángel Chasco – Etniker Álava – Grupos Etniker Euskalerria

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s